21/11/14

HACE MUUUCHOS; MUUUCHOS AÑOS, SE ILUSTRABA A MANO. MANY YEARS AGO, MANUAL ILUSTRATIONS

Yo, aun lo hago, pero con gafas cada día más gordas.
Antes del 92, el compañero Beá compró un equipo que le costó una pasta y aprendió (no se donde) a ilustrar a la manera digital.
Presentó a editoriales archivos gráficos que no sabían como procesar, se desanimó y vendió el artefacto.

En el 92, cuando las Olimpiadas de Barcelona, la ilustración digital, estaba ya montada en la cresta de la moda, los jóvenes diseñadores (Recuerdas aquello de Diseñas o trabajas?) se arracimaban en torno a los nuevos artilugios y en las escuelas de ilustración y diseño los pinceles y los tubos de "talens", olvidados, se llenaban de polvo.

Más tarde se dieron cuenta que los ordenadores no trabajan solos y que dibujar, lo que se dice dibujar, debía hacerse, y lo que es peor, aprender.

Con los años y el "vintage" que tambien tiene su parte de responsabilidad, hoy pervive un eclecticismo de buena vecindad.
La ilustración infantil es un reducto de lo manual. Y a nadie se le ocurre ilustrar a mano una escena para una carátula de videojuegos.
En revistas, periódicos y dominicales, parece que lo manual ya no es tabú.
En fin.

Aquí, ilustraciones variadas, puzles, posters, de épocas diversas, siempre a mano y la mayoría en acuarela líquida.



14/11/14

LA ESTACIÓN DE TORDESALAS Y EL HOMBRE/PATO VIAJERO.

Si el bueno de Friedrich pintaba hombres anonadados, o acongojados, ante la madre naturaleza (Panteista él) de la cual surgía invariablemente alguna ruina gótica, que es lo que tenía más a mano en su bella Alemania;
¿qué me impide a mi situar mi amigo el hombre/pato, esperando un inutil tren en la estación de Tordesalas (es un suponer) en la mágica Soria.
Voy camino Soria, decía aquel, yo lo hago siempre que puedo.
Me gusta dibujar escenas parecidas, esta ha sido un encargo, y ahora os contaré un poco, como la hice.
1- Primero me hice con unas fotos del mágico lugar, esta no se sitúa en la perspectiva elegida, pero no importa, en este caso, el realismo no debe condicionarnos.

2- Marcamos el horizonte y sobre él, un punto de fuga único, donde se dirigirán todas las líneas maestras, andén, railes y la construcción de la vetusta estación.

3- Dibujo la escena sobre un papel, sin trabajarla casi nada, ya que no podré calcarla sobre la tela, sobrte ella, la redibujo.

4- Empiezo a pintar con acrílicos, sólo usaré 5 colores, "Amarillo" "Tierra de Siena" "Tierra de sombra" "Gris de Payne" y "Blanco".
No uso azul, el gris de Payne azulea lo suyo y con el tierra de sombra parece negro, el rojo tampoco lo uso, con el tierra de siena, (siena natural) y un poco de amarillo, obtengo los tonos calientes que preciso.
Y los pocos verdes muy matados, con un poco de amarillo al gris, ya da el pego.
Trabajo el acrílico como si fuera acuarela, o sea que el agua aclara los colores y reservo el blanco para abrir luces al final.

5- Voy subiendo el tono, reforzando los oscuros, como si de una acuerela se trataraRefuerzo el contraluz para dar volumen al personaje y destacar sus zonas iluminadas sobre la pared en sombra.

6- Ilumino el tejado de la construcción, por lo que debo oscurecer el cielo para crear contraste, organizo un poco el fondo y abro con blanco y amarillo algunas luces para definir detalles.
Y listo, lo barnizo con un espray de óleo para abrillantarlo un poco de forma homogénea.

3/11/14

PINÍCULAS 1 "DIFUMINADO" Pere Koniec

En el Festival de Cine de Sitges de hace nada, se estrenó la película "Difuminado" de Pere Koniec, y hacia allá que nos fuímos, olvidándonos Marta y yo, ambos telefonillos en casa,(no hace al caso, pero volviendo de noche a las tantas, cualquier ruidaco del coche nos lo recordaba.)
Nunca he sido un fervoroso amante del séptimo arte, pero eso no dice gran cosa, aparte los Pulgarcitos y Capitánes Truenos, leídos de balde en
el "puesto" de periódicos de mi tía Montserrat, nunca he sido muy fan de los cómics y he dibujado un puñao, ni he jugado casi a nada y he pasado 25 años dibujando juegos de mesa. Tampoco me entusiasma la novela de "serie negra" e ilustré las 100 portadas del Club del Misterio (gracias a  Marta que se leía una novela a la semana pa' chivármela)
El cine me interesa más, por como lo cuentan, que lo que cuentan, como  los libros ilustrados para chicos, que me gustan una barbaridad, mayormente pels "sants, que decía mi madre.
Y es que "como con los ojos".
Del cine, me interesan muchísimas cosas, quizas la que menos "el asunto", talmente como en las pinturas.
Por eso, ciertamente, prefiero los libros de ensayo (no todos, ni mucho menos) a las novelas, y puestos a leer narraciones, prefiero las más cortas: Kafka, Cortazar, Camus, Asimov, antes que "Pilares" de 700 páginas.
Del film en cuestión, sabía lo poco que el día de la filmación (el y yo sólos) Pere llegó a contarme, o sea, poco. Por eso, al anunciarlo la presentadora, en el local abarrotado, consiguió que me removiera alarmado en la silla, cuando lo calificó de "Experimental".
Me sentí abducido a aquellos 60/70, cuando en "gozosa" peregrinación, acudíamos al cine Arcadia, templo del Arte y Ensayo, a visionar: ora un film de un director de la "Escuela de Barcelona" ora uno del "Novo Cine Brasilero" ora lo último de la "Nouvelle Vague"; lo que nos llevaba invariablemente (nada más salir del local) al "Cahiers du Cinema" más a mano, para traducir, interpretar y poder alabar a la primera de cambio, el artefacto.
Pero no, "Difuminado" no luce aquella (hoy me atrevo a decirlo) pedantería, que a punto estuvo de hacer zozobrar el género, cosa que  consiguió en gran manera con aquel "Cómic para adultos" ¿o aquello era cómix?, Si hombre, aquellas cosas de cuando al genial Moebius se le iba la olla y "Garagehermetizaba" a los sufridos fans.
 "Difuminado" cuenta para mi con muchísimas cosas buenas.
No es larga , 58 minutos.
Los protagonistas no hablan ,asi me ahorro diálogos, en ocasiones imposibles o cuando menos improbables.(qué dificil es hacer creíble un diálogo)
Conozco al autor, Pere Koniec, y conocer el creador de una obra, siempre es una ventaja para poder descifrar de primera mano cualquier detalle que se pierde (yo me perdí alguno)
La película tiene mucho cómic dentro, referencias varias, homenajes, y  es un bonito guiño al oficio de dibujante y comiquero.
Resumiendo: Es "casi" totalmente visual, y eso me gusta.
Es en blanco y negro, iluminada con cuidado y dedicación, "casi" como las bellísimas pelis de antes, y para un amante a ultranza del lápiz como yo, es una gozada.
Existe una bonita intriga, que aunque juega con el tiempo y las edades de los protagonistas, no llega a marearte (aunque a veces parece que lo intenta)
A más a más ( como decimos por aqui), salgo yo, por primera vez  (y posiblemente última) en la pantalla grande.
Y... (y no es poca cosa) nos rencontramos con el Beá despues de tropecientos años, que tambien pasa por la pantalla, Eh! con menos papel que yo!
O sea,"Difuminado" es para mí una buena película.
 Teniendo muy en cuenta, que cuando me siento ante una pantalla, más que una historia,"veo": Ambientación, atmósfera, composición, ritmo y una larga sucesión de storyboards,(tampoco la música me es ajena).
Principalmente, todo lo que sea imágen, supongo que deformación profesional es la figura.
Y yastá!
¿Que no he hecho para nada una crítica al uso?
Bueno, ya la harán otros, yo me fijo en esas cosas, las de mi negociado. ¿Os había dicho que como con los ojos?
Por eso me gustan muchísimo "Camino de perdición" o "El Muro" y no sabría contárte las peripecias que se traen.

Pere, al cual conocí por este blog, me pidió que dibujara en directo en el campo, una chicas sexi (de aquella manera) y así lo hice.
La escena se rodó en las afueras de Esparreguera, y el montaje hizo el resto.
En la pantalla me ví mayor que al natural.
Dicen que esas cosas pasan.

2/11/14

GRANDES ILUSTRADORES DE LIBROS INFANTILES Y JUVENILES 2 (For me, certainly)

En los 40/50, presuntamente, en las américas, sea por temas comerciales, culturales o vete tú a saber, los niños y adolescentes se convirtieron de seres invisibles que a la menor ocasión ponían a trabajar en el taller, campo, fábrica o mina, a seres sobreprotegidos.
Yo me malicio que, presuntamente, lo comercial tuvo mucho peso, y al tiempo que los "teenagers" contaban con algun dinero fuera para "jukebox", "millón", cine del sábado o discoteca del domingo, la economía y los economistas, se fijaron en ellos.
Mi madre decía "Las costumbres americanas, luego, nos llegan aquí" y se refería a que los "artistas" ( la gente de Hollywood") se casan tres y cuatro veces....!
Pues bien, lo de los niños y jóvenes tambien llegó.
Hace unos años que pienso que el cine se vuelve adolescente, cada vez las películas se parecen más a los videojuegos, con más efectos especiales y menos guión, pero.. que eran las películas de nuestro cine de barrio? Películas de indios y vaqueros, medievales de guardarropía, peplums de lo mismo, de gangsters, de guerra, de risa, las películas profundas eran una excepción.
Y cuando llegó el cine de "Arte y ensayo", menos adolescente y juvenil, duró poco (por suerte)
Y es que el cine es entretenimiento, ¿no es así?
El libro infantil y juvenil ilustrado, es un producto viejo, de antes del cine, de la época en que los niños no eran aun seres superprotegidos, ni los libros objeto de uso corriente.
Los dibujos de Rakham, Pyle o Beatrix Potter, no era plato del común de los niños.
El libro para chicos/as,como el cómic, aúna dos de las individualidades más potentes, el escritor y el ilustrador ;que en ocasiones puede ser la misma persona, (asi se dan, presuntamente, algunos ladrillos en forma de novela gráfica)
El compositor de sinfonías requiere una orquesta, el autor dramátrico un cuadro escénico, el director de cine, ni te cuento.
El cuentista y el comiquero, con la autoedición y los fanzines, puede prescindir de casi todo.

El libro infantil en papel, goza de buena salud, sea por que los profesores ayudan con aquello de la textura, el formato, los procedimientos, etc.
Sea por que los padres no saben como ahuyentar, aunque sea unos minutos a los niños de las muchas pantallas que acechan.
Sea que por el dichoso "vintage", la nostalgia de los padres, propone a los chicos tendencias de hace 30 años.
El caso es que, por ahora, funciona.
Y a mí, que decir, me encantan.
Veíamos como los pintores de principios del siglo 20, sufrían las influencias del Modernismo y el Simbolismo.
Más tarde cierto Cubismo afloraba en su estética.
El expresionismo abstracto, aparte de relatos para contar el fenómeno a los chicos, no daba mucho de si: la ilustración, por definición aporta imágenes que deben ayudar a la comprensión.
En los ultimos 20 años, presuntamente, la ilustración infantil,(sobretodo en Cataluña) ha bebido mucho de las estéticas pictóricas del neopop-art y de lo post-moderno, por esta causa, un editor me comentó hace años que en las escuelas, los niños tenían, presuntamente, dificultad en distinguir en los cuentos, un perro de un conejo (un suponer)
Nada que decir de la inquietud que transmiten ciertas ilustraciones, aunque la narración no vaya por ahí, esto ya pasaba hace 100 años con el inquietante Simbolismo, y ahora con la invasión deparapsicologías juveniles varias, mucho más.



Y a mi lo inquietante me gusta una barbaridad.
Otra observación: Siempre me ha sorprendido la capacidad de composición de la mayoría de ilustradores, (véase el "piel roja" en su piragua del primer archivo)
Siempre me he preguntado si los chicos en general, han apreciado esta cualidad.
Una nueva ración de Grandes ilustradores de libros infantiles y juveniles.

 Por órden de aparición

Primero, los pioneros
N.C. Wyeth
Beatrix Potter
Jim Harris

Alan Lee
Dos de John Howe 
(por aquello de los bocetos)
Christopher Denis
Gennady Spirin
Ciruelo
Bruan Despain
Guillermo Gonzalez
Jim Harris
María Monescillo
Rui Paes
Mark Ryden