21/10/14

MY PUZZLES

En mi vida he ilustrado muchos pouzzles, algunos ya los he colgado en este blog.
Ilustrar un puzzle tiene sus reglas, no convienen zonas vacías de elementos, ni grandes zonas de cielo azul, sobretodo si son para chicos.

Al tiempo, me cuesta comprender porque alguien pasa un tiempo montando un puzzle, cuando la imágen ya aparece en la tapa de la caja.
Yo ilustraría un puzzle para montar a ciegas, no de miles de piezas, más discreto, pero que cada pieza montada fuera un descubrimiento.
Supongo que eso ya existe.
Lo propondré.

Aquí algunos de los puzzles más complicados, la mayoría para Educa.
Que cansancio!!

19/10/14

DE LA TRISTEZA EN LA PINTURA

Hace un par de siglos, cuando no habían psicólogos ni psiquiatras,  dificilmente eramos candidatos a uno o más de los tropecientos trastornos catalogados. Eso era bueno, pero tambien era malo, porque si padecias uno fetén, al manicomio que te ibas.
Hace un par de siglos, pues, existía la Melancolía.
Todo el siglo XIX estuvo trufado de melancólicos/as, que eran los "depres" "Avant la lettre", y eso resultaba guay.
Digo "depres", para entendernos, que ese término coloquial teníamos en la boca allá por los 70/80 del pasado siglo para autodiagnosticarnos cualquier bajón, fuese ciclotímico... o no.
Los melancólicos en el 19 eran legión y nos nos referimos a las clases populares, que motivos tenían de sobra, bandeados de los medios rurales misérrimos hacia los arrabales de ciudades insalubres, "gracias" a Revoluciones Industriales varias.
Nos referimos a los melancólicos de posibles, que eran los protagonistas de las novelas al uso, incluso las escribian.
El Romanticismo aquel hizo mucho daño, y los escritores y pintores (que marcaron tendencia) fueron los responsables.
Antes que el cine y la fotografía (tendenciosos tambien por supuesto) pusieran su nota de realidad, el discurrir de la sociedad, estaba en manos de los "Artistas",gremios que, estareis conmigo, gozaban (y gozan) de un equilibrio y una ecuanimidad perfectamente descriptibles.
Desde Friedrich a los Modernistas, planea sobre Occidente una suerte de tristeza y melancolía real o impostada, que incluso hoy (y mira que la cosa está malita) sorprende.
Cuesta creer que la bienestante burguesía catalana, en aquellos pisos "Principal" de la "Dreta del Eixample", lucieran sobre el tresillo isabelino o el piano, un Urgell, pintor que a mi me entusiasma, pero que su producción se limitó a cementerios y playas desiertas, siempre al atardecer.
Friedrich en Alemania inauguró la tendencia con sus ruinas góticas y personajes de espaldas (ataviados a la antigua usanza) minúsculos ante el paso inexorable del tiempo y el espectáculo de la Naturaleza.
Los Prerafaelistas en Inglaterra, tomaron el relevo, mirando hacia atras sin ira a los pintores góticos y primitivos renacentistas, sin olvidar lo aprendido hasta entonces, poblando lienzos de lánguidos caballeros medievales imposibles y de bellas jóvenes victorianas de guardarropía, llenas de glamour. (eso si, sin hacerle ascos a los daguerretipos, que ayudaban lo suyo)
El siglo 19 es tan grande, que allí caben Naturalistas, Impresionistas, Historicistas y tendencias varias.
Pero lo cierto es que el hálito que desprenden las escuelas transversales y solapadas de Románticos, Nazarenos, Prerafaelistas, Simbolistas, Nabís, Modernistas, bien podrían completar los catálogos de la iconografía de todos los tanatorios por los siglos de los siglos.

Son tristes, pero a mi me gustan.
Tal como convenimos con José Mª Beá hace 45 años y con el cual coincidimos el otro día en el Festival de Cine de Sitges despues de 20.
"Si el arte no da un poco de miedo, nos interesa más bien poco."

Dos melancólicos cuadros de Friedrich.
El "Chivo expiatorio " del Prerafaelita Holmant Hunt.
El medievalista Edward Burne Jones.
Uno de tantos bellísimos cementerios de Urgell.
Un potente lienzo del catalán Vayreda, magnificamente representando el masivo éxodo del 19, del campo a la ciudad.
La "Isla de los muertos" de Arnold Böckln, del tema hay varias versiones, una de ellas, se dice, decoraba el despacho de Hitler.
Una maravilla pre-expresionista de Edvard Munch.
De lo mejor del mejor Picasso. (es mi opinión)
El triste y evocador Puvis de Chavanne.
Un melancólico lienzo del más ecléctico y grandioso Casas.
Y ya en nuestro siglo, el nostálgico Tom Hoper.




,

16/10/14

DRAWINGS BIZARRES 2

En el año 68, pasado el mes de Mayo, al tiempo que Lennon se encamaba unos dias con la Ono y llamaba a los periodistas, yo tambien tuve que guardar cama algunos días, no precisamente para reivindicar nada.
Pero los aproveché: Descubrí que había más música barroca tras Bach y Vivaldi. Saboreé la música de los Andes con rondador y charango.
Descubrí a los Prerafaelitas y los Simbolistas, las miniaturas persas, y leí un montón de libros.
Aun me quedaba tiempo para escuchar la radio,(costumbre que no he perdido) y preparar un montón de bocetos a los cuales, en ocasiones (en ocasiones veo muertos) acudo con cualquier excusa.
Menos un soldado a carboncillo sobre papel gris que tiene casi 20 años ,y un dibujo de regular tamaño del 69  (el mayor hasta entonces)   lo demas son bocetillos arrugados y un par de dibujos a lápiz, un poco al estilo de mi admirado de aquel entonces, Pa Narbona.
Vintage de 46 años.

15/10/14

ESTERRI DE CARDÓS Un pueblo con rúbrica.


Esterri de Cardos:  70 habitantes, 1212 m. de altura.
Situado en en Valle del Cardós, Pallars Sobirá.
Un pueblo con rúbrica.

Conozco muchos pueblos pequeños, son los que prefiero, pueblos en los que cuando llega un coche, se oye el motor de lejos.
Donde suena un pequeño río, porque como el pueblo no es llano, el río tampoco lo es.
Donde hay más corrales y cobertizos que hogares.
Donde  aun hay puertas de garaje que no son de aluminio.
Donde corretean gatos y perros.
Donde hay una tiende donde venden casi de todo (creo que aquí no se da el caso)
Y un bar.
Y una iglesia románica y una señora mayor que guarda la llave.
Y una casa de turismo rural, en este caso "Casa Borrut".

Esterri de Cardós no es un pueblo aislado, en 6 km. de buena carretera alcanzas Ribera de Cardós, donde (segun rezan las guías) encontrarías todos los servicios.

Muchos pueblecitos de montaña, vistos a ras de suelo, parecen muy tranquilos, ves un horizonte montañas y nada más, menos resisten una vista en "picado".
 En los alrededores de Esterri, nada altera la tranquilidad de la naturaleza, podeis ampliar la foto y buscar, sólo vereis bosque. más bosque y algunprado con vacas.
Vereis una terraza, (la del apartamento de la casa pequeña) que es el lugar más relajante que conozco.
Vereis una puerta de cobertizo con mil remiendos, que a mi me recuerda un Tapies, incluso con su cruz característica.
Y una fuente.
Vereis unos apuntes que saqué en uno de mis viajes al pueblecito, y el dibujo de una bonita hornacina que adorna el singular apartamento.
Buscad Esterri de Cardós, vale la pena, y si podeis, conocedlo.