17/4/14

"LA PASIÓN" CONTADA A LOS NIÑOS

El año pasado os contaba que uno de mis mayores retos fué el encargo de "Egmont" de Dinamarca, de ilustrar "La Biblia" para niños de paises de medio mundo.
La Biblia ,en general, no la componen historias amables, y "La Pasión" en concreto, no es la historia que un niño quisiera oír al acostarse... o sí.
El caso es que me puse manos a la obra.
La Pasión de Cristo, la ha abordado el arte en general y el cine en particular de maneras muy diversas:
Nada que ver el Cristo de Velazquez, los de Dali, los terribles de Grünewald, los angustiosos barrocos, o los bellísimos cristos románicos, "Majestades".
Nada que ver la visión del cine americano ("Rey de Reyes" "Ben Hur") la del politizado Passolini, el Cristo hipie de "Jesucristo Superestar" o el de Mel Gibson.

Trabajé las ilustraciones con perfil a pincel con acrílico, pues no encontré ningun rotulador fino resistente al agua de color marrón/sepia, y al tiempo, gustaba del grueso/fino de los clásicos dibujos de animación.
El color fué manual, con acuarela y colores vivos para restar dramatismo a las escenas.
El conjunto resulta unas ilustraciones en "linea clara", estilo que no me seduce mucho, pero que creí adecuado en este caso.
Los personajes no estan resueltos en el estilo poético/artístico que pude observaren las ilustaciones infantiles sobre el  tema, sino en un respectuoso estilo de cómic/caricatura, típico de la animación clásico.
La dosis humor/ternura, que se le supone a toda historia para niños, corría a cargo de mi perrita Mika, que convertida en "discípula" del Maestro, aparecía y colaboraba en todo lo posible.
Aquí os muestro algunas de las muchísimas ilustraciones.



15/4/14

DIBUIXANT BARCELONA DIBUJANDO BARCELONA

Una de mis jornadas particulares más esperadas, es tomar el coche de madrugada, uno de los primeros dias del  verano, y ver salir el sol llegando a Barcelona.
Si es un buen día de fiesta, las avenidas estan desiertas, las zonas azules de aparcamiento son gratuitas y el sol ilumina sólo las cúpulas y torres de los hermosos edificios.
Y es que nuestras ciudades lucen hermosas cúpulas, pináculos, esculturas, que si no levantamos la vista, no llegaremos a conocer.
Vivir cerca de Barcelona, es el equilibrio perfecto.Sabes que la tienes a mano, pero sin soportarla a diario.
Convivir con ella en inmersión total, a menudo conduce a dos escenarios nada recomendables:
Te acostumbras a ella y llega a aburrirte, o te agobia y llegas a aburrirla.
Como he vivido en Barcelona casi media vida, conozco estos sentimientos.

Lo dicho, de buena mañana, dejas el coche, y sin nada en las manos, sólo la maquinilla de sacar fotos en el bolsillo, andas por tu propia ciudad, sin prisa y sin rumbo fijo, tomando la calle que logra fascinarte.
En catalan tenemos una palabra que no se si tiene traducción: "BADAR"  Josep Maria Espinás en sus muchos libros de viajes por el pais habla de ello: Andar sin un itinerario prefijado, despacio, con los 5 sentidos alerta para no perder detalle ni perspectiva .Condición necesaria es no tener ocupada la mente por problemas iminentes y de los otros.
Asi, en cada esquina aparecen sorpresas, a cada 4 pasos un nuevo futuro dibujo, una nueva composición.
La mayoría se quedaran como archivos en el ordenador,
pero eso me tranquiliza, sé que cualquier día (como hoy mismo) puedo rescatarlos.
Lo que hoy os muestro (en fotos o dibujos) supongo lo conoceis... menos una cosa.
De niño, me gustaba acompañar a mi padre al bello edificio de Correos, junto al puerto, me encantaba su puerta giratoria, que aun existe como comprobé el otro día, lo que recordaba menos era la hermosa bóveda acristalada y las pinturas neoclásicas, y allí estan esperándonos, como tantas otras cosas, que encima son gratis.

6/4/14

ENFERMOS DE TRENES 2



Debo reconocer que mis padres carecian de recursos, pero abundaban en imaginación, cuando llegaba el verano, en ocasiones "viajabamos" a visitar algun familiar a la "lejana Badalona".
Y es que lejana parecía, incluso el viaje se transformaba en un acontecimiento.
Lejos de acceder al tranvía 70 ( "Tanque", se le llamaba de forma coloquial, asi como "Burra" al trolebus que llevaba la vecina Santa Coloma del Gramanet) nos llegábamos toda la familia a la cercana estación de Francia.(desde casa oímos los trenes cuando el viento soplaba de levante) y nos apeábamos en Badalona, que al situarse la estación en el paseo de palmeras y junto a la playa, parecía otro mundo.
Con aquellos viejos trenes, el viaje cobraba cierto tiempo y entidad, y entre las estaciones de Poble Nou, Sant Adriá del Besos y Badalona, entre fábricas, ruinas y barracones, aparecía el mar con el sol naciente, nada que ver con el barri de Sant Pere.
Los archivos que os mustro son:
El tranvia 70, sacado del google (si encuentro su autoría, la mencionaré)
3 fotografías actuales y nocturnas de la bellísima estación de Francia.
Una ilustración de página doble con cromos pegados para un album aleman , que recuerda una vista aérea de mi querida estación, vease el mar y el puerto vecino.
Dos cromos del album "Técnica y Acción"
Cromos del album "Todo" de Bruguera, (con la inestimable colaboración de Ibañez)


Para finalizar, una de mis actuales aficiones: las estaciones abandonadas en tierras de Burgos y Soria, siempre con el "viajero/pato" en inutil espara.

3/4/14

ENFERMOS DE TRENES



El otro día hablaba de nuestrea infancia gris allá por los 50.
Y del "CROMO" como ventana en color al mundo mundial.
Pero no debo olvidar otra ventana (ventanita) que me acompaña desde entonces. Los "SELLOS".
Desde muy pequeño, mis intereses filatélicos no se centraron en países, ni en valores, se centraron en 2 temas (sin hacer ascos a algunos otros) transporte y animales, y dentro de los transportes, las locomotoras eran mi pieza preferida a cobrar.
Así, en aquel 58 en que apareció esta bonita serie, yo ya dibujaba en clase, locomotoras en perspectiva, con cierta solvencia realista.
Las encuestas en nuestro pais, en muchos temas, nos dividen al 50 por ciento. Yo malicio que si se planteara una encuesta, los  niños que "ambicionábamos" un tren eléctrico y no lo conseguimos, fuimos la mitad de la población... o más.
Yo me incluyo, y no es que despreciara aquellos trenes a cuerda Rico y Payá, (quien los tuviera ahora mismo) es que envidiaba la fidelidad al modelo de las locomotoras Marklin.
No conservo ninguna colección de cromos de aquel entonces sobre el tema, y los que recuerdo no cumplían mis exigencias.
Pocos años más tarde , (por el 65) pude en compañía de M. Conde, resarcirme e ilustrar nuestra propia colección de locomotoras, asi como adquirir mi primera locomotora eléctrica, (sin raíles, que lo que yo quería era admirarla, no hacerla correr) luego hasta los 90 dibujé muchas más
El ultimo es un puzle de tamaño regular.
Ahora que pienso, llevo demasiado tiempo sin dibujar ninguna, y esto hay que solucionarlo pronto.